viernes, 19 de octubre de 2018

SIN TRANSPARENCIA, CLAVE CANARIA




SIN TRANSPARENCIA, CLAVE CANARIA

El tiempo de la guerra, la posguerra y la segunda guerra mundial, para la población canaria solo significó hambre, miseria y muerte por la escasez de recursos y alimentos. Un retroceso difícil de digerir para una tierra y una gente que llevaba padeciendo penalidades toda su historia, ahora más acentuada si cabía. Entre la crisis mundial del veintinueve, la guerra civil española y la segunda guerra mundial que cerró todos los mercados europeos donde los canarios vendían sus productos parecía que estaban condenados a llevar una vida de amarguras y sufrimientos. Aunque canarias no sufrió combates y campos de batallas como en otros lugares de España, el descalabro económico fue brutal, al igual que los asesinatos cometidos por los  falangistas, eliminando cualquier resquicio de libertad de pensamiento o cualquier tipo de manifestación en contra del régimen establecido.

      Comenzaron por el racionamiento y el embargo de los alimentos de primera necesidad para una población hambrienta y empobrecida, mientras la clase dominante amparada en el poder establecido se iba haciendo cada vez más rica, extendiéndose la corrupción por todas partes. La clase dominante buscaba la riqueza rápida a costa de la población a la que explotaban y humillaban sin poder hacer nada para remediarlo, ya que cualquier tipo de manifestación era cortado de raíz. El contrabando se adueñó de los mercados, siendo una actividad muy arriesgada, pero era la única solución que tenían algunas familias para sobrevivir. Otra de las consecuencias fue la huida masiva de los canarios a otras tierras. Nuevamente la historia se repetía, miles de isleños tenían que abandonar su tierra y sus familias para poder sobrevivir y seguir adelante. La emigración fue muy importante, y desde esos lugares enviaban recursos a los familiares que quedaron atrás. Muchas veces no bastaba con tener algo de dinero para comprar, simplemente no había alimentos en los mercados, y el dinero no se podía comer.

      Aún a día de hoy hay mucha información que está bien protegida por muchas administraciones públicas en lo que se refiere a los genocidios practicados en las islas durante la posguerra, como si hubiera muchas personas en los diferentes gobiernos que no les interesa que se sepa la verdad, ya que estos asesinatos estuvieron avalados por los gobernantes de la época. Hoy en día hay en política muchos herederos de esos gobiernos, “muchos apellidos ilustres” con algún que otro galardón. Son muy pocas las investigaciones para esclarecer los hechos acontecidos, actos y muertes justificadas y alentadas por la iglesia que no hizo nada por detenerlas, todo lo contrario, incluso las promovía. Estos asesinatos fueron llevados a cabo por Acción Ciudadana y Falange Española, que fueron las organizaciones paramilitares encargadas de la represión, de ahí nacieron las famosas Brigadas del Amanecer, que eran grupos de asesinos a los que se sumaban la guardia civil y miembros del ejército.

      Parece que por algunos sectores no está bien visto que se investiguen los crímenes del franquismo en canarias, ya que se descubrirían los importantes beneficios que le supusieron a la clase política y a las clases privilegiadas, con ello se reconocería la ilegitimidad de tales acciones. La población canaria se pregunta aún hoy ¿por qué el desinterés de algunos sectores políticos en toda la administración por investigar y esclarecer?, ¿por qué en canarias es donde menos se ha avanzado en la investigación de los crímenes del franquismo y se ponen tantos obstáculos para el esclarecimiento de los hechos? ¿Por qué se conoce tan poco estos hechos y es tan difícil para los investigadores e historiadores acceder a estos archivos? ¿Qué se esconde y a que familias se trata de proteger si es eso lo que se oculta? Lo que está claro que a estas alturas la sociedad tiene el legítimo derecho a conocer lo que sucedió y a sacar sus propias conclusiones. Esta situación me lleva a pensar que como la represión la sufrió la inmensa mayoría de trabajadores y gente humilde a manos de la clase privilegiada y gobernante, al margen de una minoría de posición social elevada que defendía otros valores, o que a algunos les interesaba quitar de en medio para ocupar su lugar, pues no interesa desvelar nada para que algunos apellidos no se vean en la más absoluta de las vergüenzas.

      Aún hoy viviendo en una democracia que no es del todo real para toda la sociedad en general, en la que solo se le da la oportunidad al pueblo de elegir unas listas cerradas en las diferentes elecciones, existen esos miedos del ayer a la hora de exigir derechos y de que se puedan expresar libremente los ciudadanos, ya que hacer uso de sus derechos y reivindicaciones le puede acarrear problemas o represalias, muchas veces solo por pensar distinto a las personas que en un momento dado ocupan posiciones de poder. No somos conscientes de que el presente y futuro se sustenta en lo acontecido en el pasado. La historia no es solo para conocer nociones de hechos pasados, debería servir para ver los errores cometidos y no volver a cometerlos y afrontar el futuro con mayores garantías, por eso digo que solo con una mirada atrás podemos caminar hacia el futuro con paso firme.

lunes, 8 de octubre de 2018

DE COMPRAS CON LA PARIENTA



DE COMPRAS CON LA PARIENTA

Cada vez que mi novia me dice de ir al centro comercial, se me ponen los pelos de punta, es como si te sometieran a una tortura de castigo. Lo primero es a la hora de salir, ¡que suplicio!, que si estás preparado, que te des prisa que se hace tarde y mil cosas más. Lo curioso es que cuando estás en la puerta preparado para salir te das cuenta de que entra en el baño, toca chapa y pintura. Lo mejor que puedes hacer es coger  un libro y empezar a leer para pasar el tiempo, pero no lo hagas en la casa, porque si ve que te sientas estás jodido porque algo tiene que reprocharte o mandarte a hacer, lo mejor es esperar en el coche o en la calle.

Cuando se mete en el baño eso es media hora, porque al final le da por ponerse un tono de maquillaje que al mirarse en el espejo de cuerpo entero se le mete en la cabeza que no le pega con la blusa, o con los zapatos, y cuando se ha cambiado ambos, ahora lo que no pega es el pantalón con el resto de su atuendo. Se quita los zapatos y el pantalón y se pone una falda, se vuelve al espejo y empieza de nuevo a torturar al pobre objeto con sus movimientos y se encamina a calzarse los zapatos, y cuando se vuelve a mirar en el espejo cae en la cuenta que ese tipo de zapatos no se complementan con la falda y sale a buscar otros.

Cuando ya ha decidido algo se le olvida en la solana, y al pasar junto a la ventana se da cuenta que estamos en invierno y hace frío por lo que regresa a la habitación a por unas medias. Mientras todo esto ocurre si estás por los alrededores te ha mandado a hacer infinidad de cosas con la escusa de salir y que no se haga tarde. Pero como tengas niños la tortura es aún mayor, tienes al niño vestido, le pusiste bien los zapatos, tiene el abrigo puesto, le lavaste la cara y las manos, se comió la galleta, le limpiaste la cara cuando acabó, le abrochaste la chaqueta que hace frío, le cogiste algún juguete y bla, bla, bla…

Mientras todo esto ocurre cuando está a punto de salir y tú estás suspirando y soltando aire tratando de calmarte y salir por la puerta sabiendo que la tortura solo acaba de empezar y estás en la primera fase, cuanto vuelve a pasar frente al espejo se da cuenta de que la media tiene una carrera. Ya con esto empieza a maldecir y más vale que no estés por el medio porque si no te llevas tu ración sin ni siquiera haber visto las medias en tu vida. Cuando se va al cajón la oyes protestando y buscando, como no encuentra las medias te pregunta si no has visto un par de medias, como si tu las usaras, sabiendo que tus calzoncillos y calcetines los tienes colocados correctamente en tu cajón. Como no encuentra el otro par de medias y hace frío vuelve a elegir otro pantalón, y cuando lo tiene y va a por los zapatos se da cuenta de que no son aptos para el pantalón y vuelta a empezar a probarse trapos y calzado. 

Lo increíble es que todo esto es a causa de un color de maquillaje que se puso sin caer en la cuenta de la ropa que se había puesto o se iba a poner. El problema es que más de media hora antes te había vuelto loco apurándote para que te prepararas, vistiendo al niño, atendiéndolo y pagando las frustraciones de sus desavenencias con su guardarropas. Mientras sigue con sus avatares oyes el grifo del agua y ya sabes lo que está haciendo, lavándose la cara y retirándose el maquillaje. Tú en cambio estás o leyendo un libro o viendo la tele con el chiquillo al lado en guardia para cuando de una orden o te reproche algo. Cuando vuelve a aparecer te das cuenta de que estaba con la misma ropa que se había puesto en primer lugar y tú (lo piensas, pero no se te ocurre decir nada) pensando que no se podía haber quedado como al principio o simplemente lavarse la cara. En ese momento estás al principio de una página del libro y quieres acabarla para marcar y seguir al regreso, pero no puedes porque ya empieza que si la hora, que si con todo el tiempo que había pasado y ahora te pones a leer, que si no lo puedes hacer más tarde y un largo etc. hasta que lo cierras y sales por la puerta.

Por cualquier cosa sugiere que llevemos su coche y no el tuyo, pero no creas que te vas a librar de conducir, directamente te entrega sus llaves, pero claro, he dicho sus llaves por que el coche hay que buscarlo por GPS porque ella no se acuerda donde lo dejó. Cuando tratas de hacerle una pregunta para que haga memoria, mi madre la bronca que te llevas dándote explicaciones. Te dice que está en la calle de atrás, te encaminas y cuando has recorrido toda la calle, están los coches de los vecinos, pero el de ella no está por los alrededores, vuelta a empezar a recorrer la manzana hasta que aparece. Cuando por fin lo encuentras te pones en marcha, te llevas la sorpresa porque pregunta a donde vamos. Pero no caigas en la trampa, dale varias opciones porque ella ya tiene dos lugares elegidos, pero no sabe por cual decidirse, pero como le sugieras uno que no sea de los dos que piensa se te formó buena, así que lo mejor es darle varias opciones y que elija, pero que te lo diga rápido para no tener que dar la vuelta.

Durante el trayecto parte de la conversación es por tu forma de conducir, que si cuidado con aquel, que si no vi el bache, por qué entras por esta calle, claro como no es tu coche por eso lo tratas así….. Cuando llegas al destino y empiezas a buscar aparcamiento, si tienes suerte y aparcas rápido bien, si no ya empieza a reprocharte el por qué fuiste por ese lado, que si te saltaste uno por ir rápido, hasta que finalmente consigues aparcar. Lo siguiente es protestar por dejarlo tan apartado de la entrada. Mientras ella protesta, tú estás recordando que mientras se vestía te decía que tenía que ponerse a dieta y hacer ejercicio porque el pantalón le quedaba estrecho, y tú pensando que si era como decía por qué le molestaba tanto caminar un poco. 

Ya cuando estás en el recinto tienes que seguir su ritmo, hasta el niño que ya va dándose cuenta de la tortura que significa, desde que ve una tienda de trapitos sale disparado para otro sitio para no entrar, desde pequeñitos ya van desarrollando ese instinto de eludir en lo posible entrar en ese tipo de tiendas. Con la excusa de que el niño no quiere entrar intentas escaparte para otro sitio, pero no hay manera, hay que entrar. Mientras paseas por el interior de la tienda vas viendo la misma imagen, las mujeres revolviendo las estanterías y percheros y los hombres al lado con cara de circunstancias aguantando el chaparrón, incluso se intercambian miradas y gesticulan como quien dice: estamos todos iguales, aguantando el tipo y deseando que se acabe la jornada de compras.
Cuando hablamos de jornada de compras, muchas veces no es exactamente así, la mayoría de las veces se recorren las tiendas sin comprar una sola prenda. Bien estás en la tienda como un perrito faldero detrás de ella intentando que pase el tiempo y se canse para salir de allí, pero solo es cambiar de tienda, se mete en otra, y vuelta a la escena anterior. Mientras pasea registrando entre estanterías y percheros, si hay zona de hombres, ya que estás allí aprovechas para mirar algo y así de paso ir haciendo tiempo, pero desde que nota que no estás por sus alrededores ya empieza a protestar, por lo que no te puedes despistar mucho.

Mientras estás haciendo las compras, o más bien siguiendo su estela siempre aparece la amiguita que te cae como una patada en el culo, se saludan y empiezan a hablar entre ellas y tú a un lado como el que no sabe la cosa. No te saludará de inmediato porque tú también le caes igual que ella a ti, lo hará cuando se estén cansando de hablar y te dirá: ¡hola que tal, te da dos besos que saben a veneno, te mirará y te dirá como te va creciendo la panza! En muchas ocasiones por educación y evitar conflictos te estás callado o haces algún comentario inofensivo para salir del paso, pero si te pilla al final cuando estás a hasta las narices, ese día ya te da igual todo y le espetas: ¡Pues no te has visto el culo, te habrás tenido que comprar ropa nueva! Ya se formó, algún comentario para acabar la conversación y luego la parienta echándote la bronca por ser grosero, pero ella no fue grosera si es de las amigas de su agrado, si no es de éstas los malos comentarios te los hará ella luego.

Si resulta que eres tú el que te tropiezas con un conocido, es ella la que te espera mirándote y haciéndote señales para que acabes la conversación y la sigas, pero si es una chica que ella no conoce y además está de buen ver no se separa de tu lado, y si no la presentas ella misma se presenta y entra en la conversación, y una vez que se haya marchado te funde a preguntas para completar hasta la última casilla de la ficha técnica de la chica en cuestión.

Mientras vas siguiéndola, si ha comprado vas cargando con las bolsas. Si en una tienda ve algo que le gusta, te lo pone delante y te pregunta si le queda bien, cree que estando hasta las narices de estar toda la tarde aguantándola le vas a decir la verdad. No se la dices por varias razones, si le dices que no te gusta es que tú no tienes gusto para nada, o que lo dices para fastidiar y mil cosas más, así que le dices que está bien y si le gusta que se lo compre, así que lo mira bien y si no le convence lo deja en su sitio. Pero no cae en la cuenta que le dices que sí para no tener discusiones ni palabras inútiles y también para que acabe de una vez, que lo compre o lo deje en su sitio, pero para que acabe cuanto antes. 

Cuando ya llevas unas cuantas tiendas y te ve que te estás encendiendo, antes de que lleguen las llamas ya te permite que la esperes en el pasillo, bien sentado en un banco o simplemente apoyado en la barandilla muerto del asco. Si ya se ha recorrido las tiendas, intentas entrar en alguna donde hay cosas que te interesen, y solo es una, pero ya empieza a poner problemas; que si siempre vas a los mismos sitios, siempre miras las mismas cosas, que si no vas a comprar nada para que entras y un sinfín de reproches y piensas ¿Qué lleva ella haciendo toda la tarde, la semana anterior, todo el mes cuando se visita un centro comercial?

Cuando por fin se acabó la jornada empiezan las prisas por regresar a casa, ella le da la mano al niño con la escusa de cuidarle y tú cargado como los burros de los arrieros hasta el coche, no sin escucharla decir que te viene bien empleado por aparcar tan lejos.
Las mujeres deberían saber que ese tipo de cosas se hacen con las hermanas o amigas y que nos dejen tranquilos, es más gratificante quedarte en casa cuidando al niño que acompañándola a esos lugares, así los vemos como grandes centros de tortura para hombres.

lunes, 24 de septiembre de 2018

CIUDADANOS DEL MAR, CLAVE CANARIA



CIUDADANOS DEL MAR

                                                              (Autor Clave Canaria José Medina)

Hoy quiero volar y subir a las nubes
Que me acaricie el alicio mientras ojeo
La grandeza del mar y los continentes
No veo fronteras y tampoco banderas
Solo aves volar en plena libertad

Me dejo llevar busco la Orisha del mar
El mismo mar que comparte mi tierra
Con la perla más bella de mi Caribe
Tierra de calor llena de salsa y sabor
Allí solo hay gente ni blancos ni negros

Canarios cubanos cubanos canarios
Venimos del océano que nos abraza
Y ese grandioso mar que un día nos unió
Hoy nos sigue guardando bajo su manto
Y nos impartió su cultura y pasión

Sigo más allá y veo más tierras hermanas
Nos une además de un sabor especial
Una raíz cultural que nos entiende
Subamos al cielo y ampliemos los brazos
Para abrazar a tantos miles de hermanos

Dicen que el canario es un aplatanado
Pero no es cierto es trabajador y humilde
Se integró en esas tierras y con sus gentes
Amigo de los blancos indios y negros
También fueron explotados y esclavizados

Hermanos latinos y de otros lugares
Yo aquí los acojo y les tengo respeto
Quiero que se sientan como en sus hogares
Ayer fuimos nosotros hoy son ustedes
Los que buscan sustento en otros lugares

Hoy nos asustamos si vemos pateras
Sin caer en la cuenta que de nuestra tierra
A través de ese mar partieron hermanos
Para bregar y arribar en otro lugar
Y la cultura nos mantiene hermanados

Yo les voy a decir que yo mucho aprendí
De los que se fueron y que regresaron
Del rico legado que ha caído en mis manos
Y hoy lo puedo compartir con mis hermanos
Pudiendo gozar de ese rico regalo

El canario no se aleja porque quiera
Se ha visto obligado por el caciquismo
Ellos también están pasando lo mismo
La historia nos ha de servir para aprender
Pero aplican la misma receta de ayer

Dicen que las sudacas se prostituyen
Quieren una vida fácil sin trabajar
Salir de rumba guapas para disfrutar
Y parece que nadie se para a pensar
Que muchas están contra de su voluntad

Olvidan que en un tiempo a nuestras canarias
Las prostituían las mafias de aquellas tierras
Desde aquellos tiempos muy poco ha variado
Han cambiado los actores y escenarios
Pero la esclavitud es igual hoy que ayer

Hoy vemos a muchos que van de patriotas
Quieren darnos lecciones de canariedad
Van e insultan a los que no piensan igual
Culpando de todo a gentes de otras tierras
Y los culpables no han salido de aquí

La historia está dispuesta para estudiarla
Y formarnos para tener opinión
Y no vaciar la ira sobre pobre gente
Ayer de aquí nos obligaron a partir
Pero hoy la historia se repite a la inversa

martes, 18 de septiembre de 2018

NOCHES DE BRUJAS, CLAVE CANARIA




NOCHES DE BRUJAS

(Autor José Medina Clave Canaria)

Son noches de brujería
De aquelarres en el campo
En coro junto a la hoguera
Las brujas están danzando
Con panderos y cháquaras
Bailan sus cuerpos desnudos

Horrible y nariz picuda
Con olor embriagador
Andan buscando el mal
Entre tinieblas cantando
Pone los pelos de punta
A quién las esté mirando

Alegres las brujas cantan
Para invocar al demonio
Se quedan alucinadas
Untadas con sus ungüentos
Entre fuego y luz de luna
En ese llano en el campo

Al coro sale una bruja
Con hechizos y conjuros
En su ritual invoca ella
A su mentor el demonio
Para que el mal lo reparta
Sobre todos sus vecinos

Todas las recién paridas
Desde que la noche llego
Corren y encienden la vela
Las rendijas van tapando
Para cuidarse de brujas
Y que no chupen al niño

Bailadero de las brujas
Aquí son las doce en punto
Se oyen zapateos con palmas
A Satán van invocando
A las tres de la mañana
Llega el reverendo macho
Vengan, vengan, vengan brujas
Muchas, muchas, muchas brujas
Se echan polvo en el sobaco
Y subidas en la escoba
Llegan en pocos minutos
Muchas, muchas, muchas brujas
De todas partes vinieron
Con panderos y chácaras
Siguen el ritmo del tambor
Desnudas junto a la hoguera
A Satán van invocando
Vengan, vengan, vengan brujas
Muchas, muchas, muchas brujas
El aquelarre empezó
Oran a María Padilla y
San silvestre Montemayor
Oración a Santa Marta
Vengan, vengan que empezó
El aquelarre de las brujas
De todas partes vinieron
Muchas, muchas, muchas brujas
Llega el reverendo macho
Son las tres de la mañana
En este llano en el campo
Bailadero de las brujas
Rige el reverendo macho
Bailando junto a la hoguera
Las brujas van celebrando
Su ritual hacia Satán
Vengan, vengan, vengan brujas
Muchas, muchas, muchas brujas
Vengan, vengan, vengan brujas
Que el aquelarre empezó

Bailan brujas en la casa
En la esquina un zapatazo
A la cintura desnuda
Tira a la calle un zapato
Bailando y dando palmadas
Buscan amor con conjuros

Agüeros de amor pregona
Portando unos amuletos
A Satanás le pregunta
Busca augurar el futuro
Para una vecina suya
Que está buscando marido

Para guardarse de brujas
Pastores y hombres de campo
Llevan siempre en la cintura
Un buen cuchillo canario
Y si viene una hechicera
Hacen la cruz en el suelo

Peligran todas las brujas
Ya la inquisición llegó
Si moría un niño rico
Muchas eran acusadas
Aunque pidieran suplicio
Las quemaban en la hoguera

Muchas inocentes muertas
Porque alguien las denunció
Quemadas en las hogueras
Torturadas sin razón
Por la decisión de un cura
Aunque eso no fuera verdad